Becerril

Versión de impresión

Tuvo diferentes casas solares en Aragón y Castilla.

En la provincia de Palencia tuvo casas en Becerril de Carpio, próximo a Aguilar de Campóo, y en Becerril de Campos. Se extendió por Castilla.

En Aragón tuvo casas solares en la ciudad de Zaragoza, su dueño Ferrando de Becerril; en Malanquilla (Zaragoza), su dueño Rodrigo de Becerril; en Tarazona (Zaragoza), su dueño Alfonso Becerril; en Villarroya de la Sierra (Zaragoza), su dueño Joan Becerril, y en Luco de Jiloca (Zaragoza), su dueño Johan de Becerril, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en la ciudad de Teruel.

Los Becerril pasaron a otras regiones de España y alguno de sus caballeros intervinieron en la conquista de las islas Canarias, poblando en ellas. Pasaron también a Canadá, Colombia, Ecuador, Francia, Inglaterra, México, Perú, Puerto Rico y El Salvador.

Entre los caballeros Hijosdalgo llamados por los Reyes Católicos don Fernando y doña Isabel en 1494 en su corte fue N. Becerril, de Carrión de los Condes (Palencia).

Juan de Becerril, natural de Palencia, obtuvo repartimiento en la ciudad de Guadix (Granada) por ser vecino o poblador de ella, en 1489.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Pedro y Juan de Becerril, vecinos de Toro (Zamora), en 1515; Alonso de Becerril, vecino de Toro y Corrales del Vino (Zamora), en 1602; Juan de Becerril, vecino de Aldeavieja, jurisdicción de Segovia, en 1767, y Esteban Becerril, vecino de Villacastín (Segovia), en 1779.

Francisco Becerril, vecino de Cuenca, probó su hidalguía ante la Real Chancillería de Granada en 1549.

En el Archivo de Cuenca se custodia la ejecutoria de hidalguía de Alonso y Francisco Becerril, en 1539.

Juan de Becerril, obtuvo Despacho, para que le guardasen a él y a sus descendientes, las exenciones y preeminencias de Caballero armado, a pedimento de Pedro Alfonso Becerril, el 21 de octubre de 1723.

Juan Becerril, natural de Las Navas del Marqués (Ávila) y vecino de Toledo, probó su limpieza de sangre para ejercer el cargo de Familiar del Santo Oficio de la Inquisición de Toledo, en 1678.

Don Juan de Becerril y Alonso, natural de Villacastín, ingresó en la Orden de Calatrava en 1779.

José Becerril ingresó en la Orden de Carlos III como Caballero en 1860.


Armas


El solar de Becerril, próximo a Aguilar de Campóo, traía las siguientes armas: En campo de plata, un árbol de sinople; cortado de azur, con dos bezantes de plata, puestos en faja, y cargado cada uno con una faja de gules.


La rama radicada en Toro (Zamora) y su línea de Aldeavieja (Ávila), traen: En campo de gules, un pino al natural, arrancado y frutado de oro, y un toro de su color, pasante, por detrás del tronco del pino.

Estas armas constan en la ejecutoria que ganaron ante la Real Chancillería de Valladolid en 1515 los hermanos Pedro y Juan de Becerril.


Los originarios de Villacastín, traen: En campo de sinople, un naciente de plata.


Los Becerril de Segovia y su línea de Las Navas del Marqués traen: En campo de oro, una becerra, de gules; bordura de azur, con ocho estrellas, de oro.

Estas son las armas que aparecían en la fachada de su casa solariega, sita en la calle Ancha del barrio de San Cristóbal de Segovia, y las que constan en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Calatrava Juan de Becerril Alonso.


Otros traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de gules, una becerra, de oro, y 2º y 3º, en campo de azur, una torre donjonada, almenada y mazonada, de plata, aclarada de azur.

Los de Tierra de Campos, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de gules, un becerro de oro andante, y 2º y 3º, de azur, una torre de plata, aclarada de azur.

Los originarios de Teruel, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de gules, un toro pasante de oro, y 2º y 3º, de azur, una torre donjonada, almenada y mazonada, de plata, aclarada de azur.

Estas armas constan en la ciudad de Ronda (Málaga).

Los Becerril que asistieron a la conquista de las islas Canarias y poblaron en ellas ostentaban: En campo de azur, un león rampante de gules.

Así lo afirma Juan Nuñez de la Peña, pero es de advertir que en ese escudo aparece el color sobr el color en contra de las leyes heráldicas.