Carra

Versión de impresión

Este apellido tuvo casas solares en Aragón, Castilla y Navarra.

En Aragón tuvo casas solares en la ciudad de Zaragoza, sus dueños Maestre Pedro Carra y Maestre Martín de la Carra, y en Sádaba (Zaragoza), su dueño Johan Carra, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Navarra tuvo casas en la ciudad de Cascante, de la Merindad de Tudela, y en la villa de Villafranca, de la Merindad de Tudela, documentadas en el siglo XVI.

En Castilla tuvo casas solares en Medina del Campo y Villabrágima, ambas en la provincia de Valladolid.

Miguel de Salazar y otros tratadistas confunden a este apellido con el de Zarra (por derivación de Garra), originario de la villa de Ochandiano (Vizcaya).

Otras familias del mismo apellido radicaron en Valencia, Francia e Italia.

Juan Enrique de la Carra fue Gentilhombre de los Reyes Católicos y del Emperador don Carlos V, y Capitán de Infantería Castellana en las guerras de Italia y de Navarra.

Alonso de Carra Olmo, de Medina del Campo, obtuvo revocación de ciertas hidalguías y caballerías dadas por don Enrique IV, en dicha ciudad, el 22 de Noviembre de 1480.


Armas

Escudo de armas

Los de Navarra, según Juan Francisco de Hita y Agustín de Loaysa, usan: Escudo cuartelado: 1º y 4º, las armas de Navarra: en campo de gules, las cadenas de Navarra de oro, y 2º y 3º, en campo de plata, un león rampante de púrpura.

Escudo de armas

Los de Valencia, traen. En campo de sinople, una hoz de oro puesta en palo.

Escudo de armas

Los de Francia, según Juan José Vilar y Psayla, ostentan: En campo de azur, un chevrón plata, acompañado en lo alto de dos losanjes de plata, y en punta de otro losanje de plata sobre un creciente del mismo metal.

Escudo de armas

Otros: En campo de oro, una encina de sinople y un jabalí de sable empinado al tronco. Bordura de gules, con ocho aspas de plata.

Los Carra o Zarra, de Vizcaya, tienen: Escudo cortado: la partición alta de oro, con una cruz pometeada de gules, y la partición baja de gules, con dos órdenes de cadena de oro puesta en situación de orla.

Otros: En campo de oro, un león rampante, de gules, con una espada en su diestra y una balanza en su siniestra.